Presentan solución para el acceso venoso difícil que mejora la experiencia de los pacientes

  • 76% de los pacientes con Acceso Venoso Difícil (DVA) requieren múltiples intentos de venopunción causando molestias y repetición de muestras de sangre.
  • Nuevo dispositivo médico llega a cambiar la experiencia de los pacientes en procedimientos de recolección de sangre y mayor seguridad del personal sanitario para evitar punciones accidentales.
Ciudad de México, agosto de 2018. Las pruebas de laboratorio para extracción de sangre se pueden realizar por medio de punción venosa, arterial o capilar. Generalmente, los profesionales de la salud optan por la extracción de sangre de una vena ya que causa menor traumatismo para el paciente, mayor volumen de sangre y facilidad para el personal sanitario. Sin embargo, una mala venopunción puede provocar efectos adversos en los pacientes que van desde un dolor en el lugar de la punción hasta un desmayo, una lesión de un nervio o un hematoma.

De acuerdo con un estudio realizado por la firma estadounidense Public Opinion Strategies, 8 de cada 10 pacientes dicen que su experiencia en recolección de sangre influye en la satisfacción en general.  El 56% de las tomas de muestra de sangre son de pacientes con enfermedades asociadas con el Acceso Venoso Difícil (DVA), como por ejemplo cáncer, diabetes, trastornos de la sangre y anemias. No obstante, 76% de los pacientes con DVA requieren múltiples intentos de venopunción, lo que ocasiona una mala experiencia del procedimiento1.

Pero las molestias no solo las sufren los pacientes. De acuerdo con el Consejo Internacional de Enfermeras (ICN), tan solo en Estados Unidos, los trabajadores de la salud sufren de 800 mil a 1 millón de punciones accidentales2 que los deja en riesgo constante de adquirir diversas infecciones o contagio de enfermedades.

De acuerdo con la Dra. Michelle Ledesma, especialista en la Unidad de Patología Clínica en Guadalajara, “entre los retos que enfrenta México en cuanto a las tomas de muestra están el acceso a venas difíciles, reducir al mínimo las molestias de los pacientes y mejorar su experiencia en estos procedimientos médicos, mejorar la eficiencia y la calidad de las muestras, así como maximizar la seguridad clínica”.

Comprometidos con garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales de la salud, Becton Dickinson (BD) presentó en México un innovador dispositivo de recolección de sangre que ayuda a reducir las molestias y los posibles errores que puede provocar este procedimiento médico tanto a los pacientes, como a los profesionales de la salud.

Este nuevo dispositivo médico tiene tres características clave que lo diferencian de otros instrumentos actuales en el mercado:

  1. Botón automático de seguridad que reduce las punciones accidentales hasta en un 88%. Con una sola mano en la vena, la activación de seguridad retrae la aguja inmediatamente después de su uso.
  2. Diseño patentado con una punta de 5 biseles de grosor que implica 25% menos de fuerza de penetración y facilidad de inserción, así como menos dolor y comodidad para los pacientes.
  3. Cánula ultra delgada que gracias a su tecnología permite el uso de un pequeño calibre adecuado para más venas y ahorra tiempos de llenado sin comprometer la calidad de la muestra.
Adicional, este dispositivo logra un ahorro de 13 segundos de recolección por tubo. “Si en un turno habitual se generan 100 recolecciones, ahora se podría tener un ahorro de hasta 65 minutos de llenado de tubos”, indicó Fernando Moresco, Gerente Senior de Marketing para BD PAS Life Science Latinoamérica.

La adecuada selección de los instrumentos de recolección de muestras en los laboratorios clínicos, impactan al menos en 80% de los resultados y diagnóstico médico.3 Por lo cual, Ericka Lawrence, Maestra en Epidemiología y Licenciada en Enfermería del Hospital Vivian Pellas en Managua, Nicaragua, comentó que es importante utilizar las prácticas óptimas de flebotomía que indica la OMS para reducir riesgos y optimizar resultados. “Entre estas se destaca, en primer lugar, la condición del paciente (edad, estado de salud o enfermedad), seguido de un equipo médico calificado con la adecuada experiencia clínica. En tercer lugar, la cantidad de tubos de recolección y tipo de examen; el calibre de la aguja, para facilitar la extracción de sangre y por último la calidad de la muestra que depende de la cantidad recolectada y el manejo de los instrumentos en el laboratorio”.

Por su parte, Amy Mouser, Líder Global de Proyectos Clínicos en BD Life Sciences para Sistemas Preanalíticos, reiteró el compromiso de la compañía por traer innovación de tecnología médica a México, con la cual se busca también contribuir a aumentar la seguridad y calidad de los tratamientos que se brindan a los pacientes. “Gracias a esta tecnología médica buscamos facilitar el trabajo del equipo sanitario, además de brindar mayor seguridad y cuidado de los pacientes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *