La CNPA dio a conocer su estrategia ante esta nueva coyuntura que el país está viviendo

Hizo un llamado al gobierno federal para que de manera urgente se instale una mesa de trabajo en busca de una solución a las afectaciones económicas y sociales que vive Cañitas, municipio del estado de Zacatecas, por la empresa Ferromex.

En conferencia de prensa convocado por la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), El dirigente de esta organización y Senador electo, José Narro Céspedes, habló del problema que está padeciendo la localidad de Felipe de Cañitas Pescador y mencionó que en el marco privatizador de las vías férreas del gobierno de Ernesto Zedillo, el ferrocarril que atraviesa gran parte del semidesierto zacatecano y comunica con Fresnillo y Torreón, quedó en manos de la empresa estadounidense, Ferrocarriles del Pacífico (Ferromex), esta empresa incumpliendo con sus obligaciones adquiridas al hacer la compra, abandonó el transporte de pasajeros, lo cual ha afectando la única vía de traslado entre muchas comunidades y municipios.

Narro Céspedes, destacó que la localidad de Cañitas donde viven cerca de 10 mil habitantes es una de las más afectadas ya que en antaño vivían alrededor de las actividades del ferrocarril.

“En el centro ferroviario vivían aproximadamente 500 familias y había cerca de 100 empleos directos, de maniobra, operación, cambio de turno de personal ferroviario., la gente se convirtió en fabricante de comida, productores de dulces artesanales quienes vendían sus productos con los pasajeros del ferrocarril.

Ferromex, detuvo sus actividades, y prácticamente está terminando de paralizar la vida económica y social del municipio.

Los habitantes han buscado el diálogo con esta empresa que utiliza el ferrocarril solo para el transporte de carga, pero se han topado con una negativa rotunda.

El día 21 de agosto cerca de 600 personas, miembros de la CNPA, decidieron hacer una toma pacífica, reclamando la reinstalación de los 100 empleos directos, realización de obras de carácter social, reactivación de la economía del municipio, el respeto a los derechos humanos de los habitantes, regreso al tren de pasajeros, entre otras peticiones. La contestación a sus demandas fue el envío de la policía.

El CNPA hace un llamado al gobierno federal para que instale de manera urgente una mesa de trabajo, donde estén directivos de Ferromex, representantes de la CNPA, una representación de la comunidad, funcionarios del gobierno estatal y federal. De igual manera llaman a la búsqueda de una solución, al alto a la represión y que la empresa cumpla con los compromisos correspondientes por la adquisición de esta parte ferroviaria.

En referencia al segundo tema sobre los nuevos retos en México por el cambio de gobierno, la Coordinadora Plan de Ayala, plantea la realización de su Congreso Nacional a partir de los día 22 y 23 de octubre, antes de estas fechas, convocará congresos en todos los estados del país para discutir la nueva estrategia por la nueva coyuntura nacional.

Entre estos planteamientos está un proceso interno de fortalecimiento en su vida democrática y orgánica, una reorganización para poder jugar un papel más activo e importante que conlleve a la participar en las definiciones del campo e impulsar los cambios que necesita. “Nosotros le apostamos que haya un gobierno del campo y no que el gobierno vaya al campo, no queremos gente, funcionarios que en lugar de ayudar repitan las viejas prácticas clientelares y corporativas”, mencionó José Narro.

Para la CNPA el haber ganado el primero de julio no significa que ya ganó la lucha de clases, los desamparados, los pobres, los explotados, los marginados de este país, “no hemos ganado nada todavía la derecha está actuando, nosotros pensamos que debemos organizarnos para profundizar el triunfo, porque la batalla no ha terminado, menos la guerra”, advirtió Narro Céspedes.

Aseveró  el dirigente de la CNPA, “lo que nos preocupa de este gobierno electo es que no ha definido ni una sola línea en sus políticas sobre el tema de la tierra por el que el general Emiliano Zapata lucho. Este Congreso Nacional es el inicio de una gran jornada de actividades para celebrar luchando los 100 años de la muerte de Zapata planteando que sigue vivo”.

Otros de sus planteamientos es buscar el fortalecimiento en la relación de las organizaciones campesinas mexicanas con las de América Latina y del Caribe, garantizar la justicia agraria “porque hoy en día no existe, por el contrario, en estos años lo que se vive en el campo son acciones de despojo y atraco a las tierra de los campesinos”, lamentó el Senador electo.

Dentro de sus planteamientos está crear un Instituto Nacional de Desarrollo Agrario que dependa directamente del Presidente para que realmente se resuelvan los conflictos en esta área.

“Con la creación de este Código se le dará su lugar a los jóvenes, a la mujer del campo, que hoy prácticamente no tiene ningún derecho y que representa el 52% de la población rural.

Pensamos cambiar el Código Agrario porque el actual es un reflejo del Civil, que es privado, y el sector agrario es materia social, por eso actualmente se favorece y fortalece la privatización.

Lo que necesitamos es un cambio profundo en el campo y un código que defienda la propiedad social de la tierra”, manifestó José Narro Céspedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *