IMPULSARÁ LA SECRETARÍA DE SALUD LA ATENCIÓN SANITARIA Y NUTRICIONAL

  • Las unidades de primer nivel de atención aportarán elementos para enfrentar este reto
  • Se instaló la mesa de trabajo del Grupo Intersecretarial para la Seguridad Alimentaria “Hacia un Sistema Agroalimentario Justo, Saludable y Sustentable”

La Secretaría de Salud impulsará una atención sanitaria y nutricional centrada en la comunidad, donde las unidades de primer nivel de atención aportarán elementos para enfrentar el reto que representa la nutrición adecuada en la población vulnerable, anunció su titular, el doctor Jorge Alcocer Varela, durante la instalación de las mesas de trabajo del Grupo Intersecretarial para la Seguridad Alimentaria “Hacia un Sistema Agroalimentario Justo, Saludable y Sustentable”.

Para ello, dijo, se tendrá que reposicionar la atención primaria, ya que este nivel de atención es el mejor ubicado para prevenir enfermedades, incluyendo el aspecto nutricional.

El encuentro que se realizó en la sala Guillermo Soberón de esta Dependencia, el doctor Alcocer Varela refrendó el compromiso del Gobierno de México por abordar los problemas de alimentación y nutrición con el fin de mejorar la situación actual.

Informó que las políticas que se generarán en estas mesas de trabajo incluirán acciones que van desde la producción hasta el consumo, pasando por los sistemas de procesamiento, mercadeo, el comercio internacional de alimentos y todos los aspectos que influyen en el entorno del consumidor.

A los representantes de las Dependencias federales, los convocó a unir esfuerzos para innovar ideas en políticas públicas integrales; establecer mecanismos de coordinación intersectorial, y lograr un concepto integral de salud alimentaria basada en un sistema agroalimentario, justa, saludable y sustentable.

“La realidad siempre nos une, y hoy la nutrición es un problema del desarrollo y las situaciones que vivimos de carencias, excesos en la alimentación, están estrechamente relacionados con desigualdades socioeconómicas de nuestro país y más aún de la región”.

Se pronunció por construir una estrategia integral, que incluya una respuesta multisectorial, para responder a este problema de salud pública.

En este primer encuentro, organizado por autoridades de las Secretarías de Salud y de Agricultura y Desarrollo Rural, junto con el Instituto Nacional de Salud Pública, se informó sobre la reformulación de desayunos del Sistema Nacional DIF, como una acción inmediata por la salud alimentaria, donde se contempla la ampliación de la cobertura en la población de seis a 12 años de edad.

También se planteó dejar atrás los viejos modelos de producción alimentaria que producen alimentos dañinos, contaminación al medio ambiente y deterioro de los recursos naturales.

Durante el desarrollo de la mesa de trabajo, que encabezó el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, la titular del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, María del Rocío García Pérez, mostró los alcances de la reformulación de los desayunos escolares, los cuales se focalizarán de acuerdo con los estudios epidemiológicos de esta institución, para combatir la malnutrición.

Aclaró que, la cantidad de proporciones de alimentos se dará de acuerdo con las necesidades de cada grupo vulnerable y quedarán descartados productos industrializados de baja o nula calidad alimentaria, alto contenido de sodio, azúcar añadida, grasas transgénicas, ni bebidas azucaradas.

Asimismo, añadió, se priorizará el desarrollo económico de la región, mediante la adquisición de alimentos frescos, producido localmente, los cuales serán utilizados para la preparación de los desayunos escolares, entre otras acciones.

En tanto, el Subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez Carrera, presentó el nuevo sistema agro-alimentario, como una base de la nutrición saludable y sustentable. Ahí, destacó la necesidad de transitar de un sistema de “revolución verde” a un sistema de agricultura agroecológica, que recupere, revalore y enriquezca los sistemas tradicionales agrícolas alimentarios.

A corto plazo, indicó, se plantea suprimir el uso de agrotóxicos y de plaguicidas altamente peligrosos que han sido establecidos en las convenciones internacionales.

Suárez Carrera compartió la determinación del nuevo gobierno de prohibir los cultivos transgénicos, “no podemos correr esos riesgos; contamos con la materia prima, como semillas para encarar nuestras necesidades de producción alimentaria, a través de una vía de autonomía y sustentabilidad”.

El funcionario puso en evidencia otros problemas como la producción de alimentos que utilizan altas cantidades de hormonas que están incorporadas a la cadena alimenticia; el uso de antibióticos, de colorantes y conservadores artificiales, que están generando graves problemas de salud.

En el marco de la transformación del Sistema Alimentario, el director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, Ruy López Ridaura, se pronunció por establecer a corto plazo acciones concretas e inmediatas, como la dotación de desayunos escolares del DIF, promover las canastas Regionales del Bien Comer, así como la oferta de alimentos saludables en el entorno escolar y sus alrededores, entre otras.

El director general del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Juan Rivera Dommarco, dio un panorama general sobre la malnutrición de los mexicanos, la cual dijo inicia con los hábitos alimenticios en las primeras etapas de la vida. Como ejemplo, dijo, se identifico qué desde los primeros tres meses de edad, los infantes consumen bebidas azucaradas, por lo que, en el futuro, se niegan a ingerir agua simple para su hidratación.

Sobre la mesa de diálogo, se discutió la estrategia general de articulación, que se integrará en el Plan Nacional de Desarrollo y los distintos planes sectoriales, así como el desarrollo del Sistema Agroalimentario con los 25 programas prioritarios de gobierno para lograr sinergias que aumenten su impacto.

En este grupo intersecretarial también participan el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), las Secretarías de Educación Pública, de Economía, la Secretaría del Medio Ambiente, a través de Conagua; el Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), coordinado por la Secretaría de Gobernación y el instituto de Pueblos, así como representantes de la OPS/OMS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *