ALFREDO DI ROMA PRESENTA SU NUEVA CARA

  • Después de 22 años de su llegada a México, el restaurante italiano por excelencia se renueva completamente y presenta una imagen moderna y sofisticada.

Ciudad de México, marzo de 2018.- La historia del restaurante Alfredo Di Roma, cuna del mundialmente famoso Fettuccine all´Alfredo, inició cuando Alfredo Di Lelio, joven apasionado de la gastronomía, comenzó su odisea en un pequeño restaurante propiedad de sus padres. Años después, y derivado del nacimiento de su hijo, encontró el camino que lo hiciera famoso gracias a su Fettuccine hecho a base de sémola ligera, mantequilla casera y queso parmesano de primera calidad que, a la fecha, se mantiene como uno de los platillos más aclamados de la cocina italiana.

Con los años, la tradición pasó de padre a hijo y de hijo a nieto, y fue así como Alfredo II, orgulloso heredero de la dinastía, amplió las fronteras de su imperio hasta llegar a México y en noviembre de 1996 Alfredo Di Roma abrió sus puertas en el hotel Presidente InterContinental que ha sido su hogar durante 22 años en los cuales ha deleitado a millones de comensales con exquisitos platillos, creación del Chef Mauro Chiecchio, quien ha estado al frente de la cocina desde la apertura del restaurante.

Después de una primera exitosa etapa de vida, Alfredo Di Roma cerró brevemente sus puertas para dar paso a una extensa remodelación que cambió completamente la cara del restaurante: espacios más amplios, una decoración sobria y sofisticada, la incorporación de una terraza y una barra donde los comensales podrán observar la preparación de pasta fresca y cocteles, son algunas de las novedades más sobresalientes. El arquitecto Rafael Sama, Director de Sama Arquitectos, fue el encargado del proyecto de remodelación que tomó cerca de 3 meses.

Los cambios se hacen notar desde la entrada. La Cava, con más de 1,500 etiquetas, es la encargada de dar la bienvenida a los comensales. El interior del restaurante es sofisticado, predomina la madera y una decoración sobria donde se perciben algunos cuadros de la historia del restaurante. En la parte central, se colocó una barra donde se elaborará y empaquetará pasta fresca para llevar, además de realizar preparaciones en vivo (show cooking) de alimentos y bebidas.

Una de las principales novedades del restaurante es la incorporación de una amplia terraza. En esa misma sección se exhiben cerca de 25 bolas de queso “Parmiggiano Regiano” que simboliza el corazón del restaurante y representa a su platillo estrella. Para eventos y reuniones, Alfredo Di Roma ofrece un salón privado con capacidad para 10 personas y dos salones semi privados con capacidad hasta para 70 personas, cada uno cuenta con novedosas herramientas tecnológicas ideales para cualquier tipo de reunión. El restaurante tiene un aforo total de 169 personas, 90 en interiores y 79 en terraza.

El menú del restaurante también se revitalizó; nuevas presentaciones y mayor variedad de platillos entre los que se encuentran cinco variedades de Pizzetas, pastas hechas en casa entre las que destacan el Gnocchi de Papa en salsa de Cuatro Quesos, los Tallarines Blancos y Verdes con Jamón y Salsa Mornay Gratinada y el Pappardelle en Ragú de Cola de Res.

Además de nuevos cortes, pescados, risottos y postres. Los nuevos platillos se unen a las opciones clásicas que han dado vuelta al mundo como el Fettuccine all´Alfredo y el tradicional Tiramisú, uno de los postres favoritos de los paladares más exigentes.

En sus primeros 22 años de vida, Alfredo Di Roma ha servido casi 2 millones de Fettuccines Alfredo y ha recibido cerca de 3 millones de comensales, convirtiéndolo así en uno de los espacios consentidos de turistas y capitalinos sibaritas, además de ser un digno representante de la auténtica cocina italiana y un verdadero heredero de tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *