Despilfarro Legislativo

Por: Alejandra Díaz Sotelo

Mil 124 diputados locales en el país rara vez son estudiados y llamados a rendir cuentas.

El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO), en su informe Legislativo 2018 Finanzas Públicas, informó que un total de lo que ejercerán los 32 congresos en 2018 será de 14 mil 480 millones 857 mil pesos.

En el informe presentado por Ramiro Suarez, Juan E. Pardinas, Manuel Guadarrama, miembros integrantes del IMCO, acompañados por el diputado electo de San Luis Potosí, Pedro César Carrizales, se menciona que en siete legislaturas locales, CDMX, Michoacán, Estado de México, Sonora, Baja California, Quintana Roo, y Jalisco, el presupuesto por diputado es superior al de la Cámara de Diputados Federal.

Asimismo se destaca que hay diputados locales que invaden funciones que les corresponden a los gobernadores, hacen uso indebido de recursos, realizan una mala planeación y asignan de manera discrecional los presupuestos y el capital humano al interior de los congresos estatales.

Entre esas invasiones se citan las “ayudas sociales”, las cuales no forman parte de las funciones de un legislador. En 2017, 25 congresos gastaron mil 915 mdp, en dar despensas, juguetes ofrecer fiestas, ayudas económicas y construir obras públicas.

Se evidenció por ejercer 576 mdp en “ayuda social” al Congreso del Estado de México y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), siendo esta más cara dos veces que el Congreso de los Diputados de España y que aumentó su presupuesto 24% (463 mdp) entre 2017 y 2018. Esos 576 mdp son superiores a lo ejercido por cinco gobiernos estatales por realizar la misma actividad, Aguascalientes, Baja California Sur, Nayarit, San Luis Potosí y Tlaxcala.

El año pasado 27 congresos locales gastaron 1,340 millones de pesos adicionales a lo presupuestado, en promedio 11% más. Los que sobresalieron fueron, Hidalgo con 30%, Tamaulipas 30%, Guanajuato 19%, Guerrero 17%, Oaxaca 88%, este último gastó 342 mdp más, monto mayor al Fondo de Reconstrucción de Oaxaca por los Sismos de septiembre de 2017.

Se señaló que el estado de Durango fue el único congreso que no atendió ni respondió ninguna solicitud de información.

El diputado electo, Pedro Cesar Carrizales, ante la poca transparencia que existe en el congreso de San Luis Potosí, dijo que ya existen 17 demandas interpuestas a diputados de diferentes Partidos Políticos por corrupción, agregó, “nuestro trabajo va ir encaminado en materia de Derechos Humanos y anticorrupción, dignificar el congreso, vamos a apoya a las organizaciones civiles, pretendemos hacer una campaña austera pero con acercamiento a la gente, seguir en el proyecto del activismo y apoyarnos con la iniciativa privada”.

Las propuestas del IMCO para mantener congresos austeros, eficientes y mejor organizados son: apegarse al presupuesto de egresos aprobado y evitar un aumento desproporcionado o cambios sin justificación, evitar el gasto en ayudas sociales que implique el ejercicio de funciones que no son propias de las legislativas.

El Instituto de Competitividad también propuso dotar de autonomía a todos los órganos superiores de fiscalización, implementar un servicio profesional de carrera en los congresos y tener consejos fiscales con autonomía técnica que formen parte de los poderes legislativos locales, para el buen desempeño de los mismos.

En el escrito se dan a conocer algunas de las propuestas de austeridad para los congresos locales realizadas por legisladores federales de Morena, como, ajustar el presupuesto un 25% y 40%, suprimir partidas a grupos parlamentarios, eliminar la práctica del “moche”, reducir comisiones legislativas, contratos por honorarios y viáticos, eliminar gastos de seguros médicos, telefonía celular, vales de gasolina y comida, uso de vehículos y contratación de despachos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *