Declara Juez inconstitucional construcción de Metrobús Reforma

  • Juez sentencia que la obra de construcción de la Línea 7 del Metrobús Reforma se llevó a cabo
    de manera irregular y fuera de los parámetros constitucionales y legales.
  • Piden a Claudia Sheinbaum respetar y proceder con las indicaciones de la sentencia

 CDMX, enero 2019.- La Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA), primera organización en defensa del derecho al medio ambiente del país con 12 años de fundada, ganó un juicio de Amparo contra la Ciudad de México por la construcción de la Línea 7 del Metrobús Reforma.

Después analizar las implicaciones negativas al medio ambiente y al patrimonio histórico de la Ciudad de México debido a la construcción de la Línea 7 del Metrobús, el Juez Fernando Silva García del juzgado octavo de distrito en materia administrativa del Primer Circuito en la Ciudad de México, falló el pasado 15 de enero de 2019, en favor del juicio de Amparo interpuesto el pasado 18 de mayo de 2017 por la AMDA.

Tras casi dos años de proceso, la sentencia indica que la obra de construcción de la Línea 7 del Metrobús Reforma se llevó a cabo de manera irregular y fuera de los parámetros constitucionales y legales, puesto que las autoridades responsables de la CDMX –especialmente el Secretario de la SOBSE- iniciaron las obras sin contar con todos los permisos y autorizaciones necesarias para salvaguardar y garantizar la protección de las zonas por las que se encuentra trazada; no obstante que se trató de zonas que se encuentran reservadas para la Federación.

El resolutivo expone que la Justicia de la Unión ampara y protege a La academia Mexicana de Derecho Ambiental A.C., contra los actos reclamados de las autoridades responsables Secretario de la SOBSE y Director General del Organismo Público Descentralizado Metrobús, Secretario de la SEMOVI, mismos que consisten en la construcción e instalación permanente del Corredor de Transporte Público Colectivo de Pasajeros de la Línea 7 del Metrobús Reforma.

En conferencia de prensa, el Dr. Ramón Ojeda Mestre, fundador de la AMDA y Premio Mundial de Derecho Ambiental 2005 dijo que esto es un caso inédito ya que desde un ejercicio ciudadano la justicia le concedió el Amparo a la AMDA.

“La Línea 7 del Metrobús fue un proyecto a modo en donde la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) actuó negligentemente en la evaluación de impacto ambiental, autorizando sin los estudios técnicos necesarios, acciones en contra del derecho a la salud y al medio ambiente de los capitalinos con tal de aprobar dicho proyecto”, aseguró Ojeda Mestre.

El fundador de la AMDA dijo que Miguel Ángel Mancera, entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad, no tuvo facultades para aprobar el corredor Metrobús Reforma debido a que el Paseo de la Reforma es un bien de dominio público federal con base en la Ley General de Bienes Nacionales.

Señaló que el Metrobús Reforma impactó negativamente a más de 100 monumentos históricos y artísticos que se encuentran sobre Paseo de la Reforma y la Calzada de los Misterios, ambos considerados espacios abiertos monumentales, además del impacto ambiental por las emisiones contaminantes de los autobuses.

“La autoridad no acreditó las autorizaciones ni los dictámenes técnicos correspondientes para la aprobación de obras por parte del INAH, del INBAL y la Secretaría de Cultura de la CDMX”, expresó.

Los integrantes de la AMDA esperan que Claudia Sheinbaum, nueva jefa de gobierno de la Ciudad de México, acepte y cumpla lo que indica el Juez en la sentencia del Amparo, incluso -aseguraron- que cuando era candidata manifestó en su campaña estar en contra de la Línea 7 del Metrobús Reforma.

En la sentencia se indica que de conformidad con los artículos 74, fracción V y 77 de la Ley de Amparo, la protección constitucional es concedida. El Juez expone que las autoridades responsables: Jefe de Gobierno, Secretario de la SOBSE, Director General del Organismo Público Descentralizado Metrobús y Coordinador Nacional de Monumentos Históricos del INAH realicen, en el ámbito de sus respectivas competencias y conforme a las atribuciones que tienen legalmente encomendadas, lo siguiente:

  1. Respecto de la construcción e instalación permanente del Corredor de Transporte Público Colectivo de Pasajeros de la Línea 7 del Metrobús Reforma y atendiendo a que la obra inició de manera irregular, así como al efecto catalizador que tuvieron las medidas cautelares para lograr la regularización; debe decirse que las autoridades responsables, como parte de un orden jurídico parcial de gobierno que no tiene facultades para afectar –en manera alguna- los bienes que forman parte del patrimonio cultural de la Nación, deben de observar el orden constitucional y, en consecuencia, al realizar cualquier obra que pudiera incidir en los mencionados bienes, obtener los permisos y autorizaciones respectivos, de manera previa, por parte de las autoridades federales garantes de los mismos, con el fin de no repetir las violaciones a la Constitución que aquí se actualizaron en detrimento de los fundamentales a la cultura y a la protección y garantía del patrimonio cultural de la Nación.
  2. Respecto del incumplimiento a la autorización condicionada que el INAH emitió para la construcción de la Línea 7 del Metrobús Reforma, el cual provoca una afectación visual en el patrimonio cultural de la Nación que se encuentra en las zonas por las que tiene su trazo dicho medio de transporte, las autoridades responsables deben:
  • Demostrar que retiraron en forma permanente no sólo la publicidad, sino también las vitrinas publicitarias denominadas “mupis”, atendiendo a lo que determine el INAH para dicho efecto.

Retiro de publicidad que también abarca a la que fue colocada con motivo del Permiso Temporal Revocable a título oneroso que el Metrobús otorgó a favor de la parte tercero interesada, pues además de que no se obtuvo la autorización previa correspondiente del INAH, la colocación de dicha publicidad incumple con las condicionantes que el propio INAH estableció para la construcción de la Línea 7 del Metrobús Reforma en la autorización de diecinueve de junio de dos mil diecisiete.

  • Demostrar que llevaron a cabo el retiro de mobiliario urbano irregular: antiguos parabuses, quioscos de periódicos, venta de flores y papeleras.
  • Demostrar la elaboración de proyectos de intervención en los conjuntos escultóricos, esculturas individuales, jarrones y sus pedestales de cantera, misterios religiosos, fuentes y bancas, con el objeto de limpiarlos de pintas vandálicas, complementar elementos faltantes y llevar a cabo acciones de restauración con la supervisión de los Institutos competentes.
  1. Específicamente por lo que hace a la publicidad que existe en las zonas protegidas y atendiendo:
  2. a) a lo señalado por el INAH en el sentido de que independientemente de que se trate de publicidad colocada de manera anterior o paralela a la construcción del Metrobús Reforma, la misma debía removerse y restringirse conforme a la autorización condicionada de diecinueve de junio de dos mil diecisiete y,
  3. b) a que dicho Instituto ya ha iniciado un procedimiento administrativo en contra de los actos administrativos que han autorizado dicha publicidad; debe decirse que el INAH se encuentra obligado a:

Continuar con la debida tramitación e integración del mismo, emplazando, en su caso y de así ser considerado procedente por el INAH en el ámbito de su competencia, a las personas que se puedan ver afectadas por lo que ahí se resuelva –como los particulares que tengan permisos anteriores o paralelos a la construcción de la obra del Metrobús Reforma-.

  • Resolver, fundada y motivadamente, lo que resulte procedente y, en su caso, sancionar a aquellos que resulten responsables de la afectación aludida al patrimonio cultural protegido.
  1. Respecto a la inseguridad jurídica que existe sobre la posible afectación que pudo haber sufrido la Calzada de los Misterios y los monumentos que ahí se encuentran con motivo de las modificaciones que ahí se realizaron por parte de las autoridades de la CDMX, el INAH tiene la obligación de:
  • Activar los mecanismos necesarios para analizar a detalle, bajo especificaciones y supervisiones técnicas dichas modificaciones.
  • Resolver, fundada y motivadamente, lo que resulte procedente, es decir: si las modificaciones aludidas implican o no una afectación al valor patrimonial de la Calzada de los Misterios y los monumentos que ahí se encuentran. Lo anterior, con el fin de que exista certeza jurídica respecto a dicho tópico.

Las zonas por las que se encuentra trazada la Línea 7 del Metrobús Reforma, a saber: Paseo de la Reforma, Calzada de los Misterios y Bosque de Chapultepec –así como los demás monumentos muebles e inmuebles que ahí se encuentran- forman parte del patrimonio histórico y cultural de la Nación.

Dichos espacios y monumentos son bienes del orden jurídico nacional inafectables por su importancia para el país por lo que son indisponibles en su estructura protegida para un orden jurídico parcial como la CDMX, de manera que están bajo el control y protección de los poderes federales, aun cuando también deban ser administrados, vigilados, conservados y protegidos por autoridades locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *